Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

En anteriores entregas se ha hablado de las habitaciones que ocupaban los encargados del mantenimiento de las bibliotecas neoyorkinas, así como de los directores de las mismas. Esta vez nos ocupa un testimonio de un niño al que le tocó crecer en una biblioteca de Washington Heights, y que de entrada, no amaba a los libros.

Para saber más:
> Growing Up in a Library Is Exactly As Magical As You'd Imagine