Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

En días recientes se anunció el descubrimiento de una galleta en una edición de 1529 de las obras de San Agustín... es claro que para dañar un libro no es necesario poner un objeto orgánico y grasoso entre sus páginas, o derramarle café, sin embargo, en este caso, puede inferirse que la acción no puede considerarse como un olvido o un descuido por parte de un usuario. Por ello, no es necesario insistir mucho en que no debe de colocarse comida de ningún tipo mientras se consultan las obras de una biblioteca pública.

Para saber más:
> Aparece una galleta mordida que alguien dejó dentro de un raro manuscrito del siglo XVI hace 50 años