Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

Hoy en día, mientras más traducciones a distintos idiomas pueda tener un texto, éste alcanza mayor trascendencia, sin embargo, hace siglos, la Biblia sólo podía tener un idioma: el latín.

Producto de los tiempos, la Biblia era para lectura de los conocedores y aquellos que se atrevían a hacer versiones en otros idiomas, simplemente, cometían el delito de ir en contra de los dogmas de la doctrina de la iglesia católica.

Para saber más:
> La sangrienta historia de las primeras traducciones de la Biblia