Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

Desde tiempos antiguos la bóveda celeste ha sido un enigma y un auxiliar para los humanos.

La estrella polar, el sol y las constelaciones fueron representadas de muy diversas maneras, pero no fue hasta el siglo XVII que se compilaron en atlas, como el de Johann Bayer, dibujado por Alexander Mair, llamado Uranometría conteniendo las cartas de todas las constelaciones, delineadas usando un nuevo método y grabadas en placas de cobre, obra que fuera la primera en abarcar toda la esfera celeste.

Para saber más:
> The Dazzlingly Colorful Atlases That Brought the Night Sky Within Reach