Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

El papel japonés -washi- que para los restauradores de documentos es pan de cada día, es, en términos generales, el que se utiliza para realizar restauraciones de gran parte de material documental, ya sea desde injertos o refuerzos hasta "láminado" de toda una página o de grandes extensiones, como las que podría tener un mapa. 

Ahora se presentan nuevos usos del washi en restauraciones tales como cobertura de pinturas y esculturas, según afirma el dueño de una de las fábricas más antiguas de washi que existen en Japón.

Para saber más:
> Con el papel más fino del mundo restauran obras de arte en Japón