Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

La expedición a la Antártida comandada por Ernst Shakelton en 1915, que resultó una de las más desafortunadas que se hubieren hecho a la región, contó con la presencia de un fotógrafo que capturó la vida de los primeros días de dicha aventura.

Los negativos que se conservaron entre el hielo, fueron canalizados al Atlantic Heritage Trust, en Nueva Zelanda, para ser restaurados y dados a conocer al mundo por vez primera.

Para saber más:
> Las fotos de uno de los peores viajes a la Antártica que estuvieron atrapadas en el hielo por 100 años