Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

A diferencia de los documentos administrativos que se han escrito con premura, la caligrafía es un arte, especialmente en los países islámicos en donde, desde hace siglos, destaca por su belleza.

Para preservar este patrimonio, dentro de un mundo que ya escribe a mano cada vez menos, en Afganistán se creó un Corán manuscrito, que al igual que cualquier libro antes de la imprenta, tardo años en ver la luz y en su confección participaron 38 calígrafos.

Para saber más:
> Un Corán de seda para preservar el patrimonio