Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

XV aniversario de Adabi de México

Han transcurrido 15 años desde que Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México -Adabi de México- inició el arduo trabajo del rescate del patrimonio documental de nuestro país y, el día de ayer, se recordó en el Colegio de las Vizcaínas, dentro del marco de la presentación de publicaciones 2018, el inicio de esa aventura.

Para iniciar el programa, la directora de Adabi, la doctora Stella María González Cicero, pronunció las palabras de bienvenida e hizo un recuento retrospectivo tanto en capital material como en capital humano y mente de obra, de los quince años de trabajo de Adabi, en casi todo el territorio mexicano e hizo un reconocimiento al personal que ha conformado a la asociación desde sus inicios, sus cambios y adiciones, y que  ha llevado a Adabi a ser el lugar al qué acudir para generar la diferencia entre el patrimonio perdido y el rescatado.

La doctora González reconoció, por supuesto, la esencial intervención del matrimonio Harp-Grañén, pues es debido a su generosidad que ha sido posible la continuidad de esta labor.

A continuación se presentó la maestra Claudine Gómez Vuistaz, reconocida clavicembalista, quien interpretara piezas de François Couperin, Antoine Forqueray y Johann Sebastian Bach.

Como segundo interventor del programa, se presentó Juan Manuel Herrera, otrora director del Sistema Nacional de Archivos y actual director de la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada, a través de su discurso titulado "Un barco mágico llamado Adabi".

Así, Adabi, un barco construido por las voluntades de Alfredo Harp, María Isabel Grañén, Stella González y Jorge Garibay, y que fuera llevado a las aguas un 9 de mayo de 2003, ha salvado del naufragio, de la pérdida, a una gran cantidad de patrimonio documental, no sólo de comunidades apartadas, sino también de acervos de organismos nacionales "cuya escala temporal se mide en siglos".

La estrella polar que guía esta navegación es, sin dudarlo, el trabajo de rescate de la memoria mexicana, para conducirlo a la isla de "Adabia" en un navío "que no va a ningún lado, pero está en todas partes".

Como tercer acto, se presentó Adriel Ledoux, gerente de Desarrollo de Negocios de Piql de México, quien agradeció la confianza depositada en dicha organización para preservar parte del patrimonio documental de Adabi, distribuido en instrumentos de consulta, el banco de datos de Fondos Bibliográficos Antiguos de México, los contenidos de la revista Adabi punto de encuentro y digitalizaciones parciales de otros acervos valiosos como los libros de coro de la Catedral de Puebla.

Este respaldo, hecho en cintas especiales muy parecidas a un microfilm pero con una tecnología que permite recuperar la información a largo plazo, se encuentra ya en el depósito del Archivo Mundial del Ártico, en donde se conservará perpetuamente.

Como intervención final se presentó la presidenta de Adabi de México, la doctora María Isabel Grañén, quien en su discurso recordara la tarde "luminosa" en donde fue concebido el proyecto de Adabi, al que describió como "una orquesta sinfónica para los archivos y las bibliotecas de México" que cuenta con diferentes conjuntos de instrumentos especializados según el tema a tratar ya sea archivos, bibliotecas antiguas, talleres de conservación y restauración, fotografía, publicaciones, difusión y tecnologías de la información.

La doctora Grañén mencionó que la música hecha por los intérpretes de la orquesta se ha multiplicado entre muchos oyentes, mismos que transmiten de viva voz lo hecho por su patrimonio comunitario a otros futuros escuchas de la melodía interpretada por Adabi.

Reconoció, de igual manera, la labor de los "misioneros de la palabra escrita" que han llevado la labor de la asociación a lugares en donde a veces ni las redes del agua potable existen. "Me alegra saber que nuestra orquesta está plena gracias a la entrega de mexicanos comprometidos. Aquí estamos, creyendo en nuestro país, apostando por él, sintiéndonos orgullosos de su memoria y siendo responsables con nuestro patrimonio. En este concierto
exploramos emociones que motivan el desarrollo de la memoria de México. ADABI es un ejemplo".

Como broche del evento, el presidente de la Fundación homónima, Alfredo Harp Helú, dirigió unas palabras al numeroso público asistente, afirmando que la labor de Adabi de México era tan importante para el país, que se hace necesaria una "institucionalización" que vaya más allá de la temporalidad de las personas y que permita la continuidad y la trascendencia del trabajo hasta ahora realizado por la memoria de México.

Los asistentes al evento pudieron también disfrutar una exposición efímera creada al respecto del decimoquinto aniversario, en donde se mostraron fragmentos de la realidad cotidiana de la asociación así como las estadísticas de XV años de trabajo en diferentes frentes.

De igual manera, como reconocimiento y agradecimiento a la acogida que siempre ha tenido el Colegio de Vizcaínas al evento de la presentación de publicaciones, se mostró en dicha exposición un segmento de la estrecha colaboración entre ambas instituciones, mostrando no sólo los trabajos de intervención que se han hecho sobre obras y documentos propiedad del Colegio, sino también del material que ha sido la esencia de otras obras como instrumentos de consulta, facsímiles, por citar algunas categorías, además de mostrar la generosidad con la que el Archivo José María Basagoiti acogió el archivo parroquial de Santa Catarina Virgen, al correr gran riesgo el acervo en las dañadas instalaciones de la parroquia, como consecuencia del sismo del 19 de septiembre de 2017.