Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

Una aproximación a la cofradía de San José a través de los archivos

En el marco de la realización del, IV Encuentro de religión popular en México y el mundo, la otrora colaboradora de Adabi de México, Elisa Garzón, presentó la ponencia "La devoción de San José y sus solemnidades en la Puebla de los siglos XVIII al XX", en la mesa denominada “Santuarios, fiestas y peregrinaciones en la religión popular”.

La disertación fue realizada a partir de la documentación encontrada en las parroquias del Santo Ángel Custodio y la de San José, ambas ubicadas en la ciudad de Puebla.

Gracias a los libros conservados de las cofradías, entre los que se encuentran los libros de cuentas, es posible hacer una reconstrucción de las actividades que las diversas asociaciones existentes dedicadas a la veneración de San José en sus distintas manifestaciones, como por ejemplo la de la Esclavitud de San José, entre otras.

En estos documentos es posible conocer a detalle el costo y el boato que se realizó durante muchos años para celebrar el día 19 de marzo, día dedicado exclusivamente a San José, y la celebración del patrocinio y la del tránsito, entre otras misas menos solemnes.

Las misas con chirimías, cantores, cohetones y sermones exclusivos para la solemnidad muestran sus costos, algunas alcanzaban los 24 pesos durante la época virreinal, que en ese entonces, significaba mucho dinero.

Pero no sólo se pudieron apreciar los libros de cuentas, también las patentes de las cofradías y otros documentos constitutivos de las mismas.

Toda esta información puede ser consultada a través de los inventarios realizados de los archivos parroquiales de las iglesias mencionadas, y es posible, gracias a estos datos, determinar la riqueza no sólo de estas cofradías específicas, sino también la de la ciudad de Puebla durante dichos siglos, pues las cofradías también se encargaban de recolectar recursos fuera de sus iglesias a través de una pequeña escultura de San José, que deambulaba por la ciudad.

Sin duda los archivos son una gran fuente para el estudio de la religiosidad popular a través de los siglos.