ADABI - Foro Promover la Identidad. Repensar el Patrimonio Cultural de la Ciudad de México



 

 

Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

El pasado 14 de diciembre la Comisión de Cultura de la Primera Legislatura de la Ciudad de México convocó al foro denominado “Promover la Identidad. Repensar el Patrimonio Cultural de la Ciudad de México”. Esta reunión es la primera de las numerosas que se tienen planeadas para conformar la ley que sobre el patrimonio histórico tangible e intangible se tiene pensado crear como parte de las actividades de dicha comisión.

El evento contó con la participación de los encargados de la Comisión de Cultura, quienes hicieron saber al público sus intenciones al respecto, de qué se va a hacer para conservar y promover el patrimonio más allá de lo turístico o lo espectacular, haciendo hincapié en que el ciudadano es una pieza fundamental para conseguir la preservación de dicho patrimonio en la Ciudad de México y el que tiene que sentir que es suyo para poder defenderlo.

De igual manera se habló del presupuesto que se tiene que generar para poder llevar a cabo las actividades que se contemplen en dicha ley así como evitar que se confronte o que se rebasen las competencias de las leyes y organismos federales ya establecidos.

La participación de los especialistas estuvo dividida en dos rubros: patrimonio material e inmaterial, en los que se habló particularmente del patrimonio arquitectónico que es uno de los que más ha sido dañado por la ausencia de mecanismos de sanción y falta de reglamentos que permitan castigar las prácticas equivocadas en la materia. De igual manera se dio a conocer que en el artículo 18 de la nueva Constitución de la Ciudad de México no se encuentran completamente definidas las atribuciones de los organismos de protección al patrimonio tangible, por lo que se contradice o rebasa lo ya existente en la materia a nivel federal.

A través de diversos ejemplos como los murales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, las chinampas, las declaratorias de patrimonio histórico de diversas prácticas como el día de Muertos en Mixquic o la escenificación de la Semana Santa en Iztapalapa, los ponentes presentaron los puntos que es necesario atacar para poder realmente proteger el patrimonio material e inmaterial de la Ciudad de México.

Las mesas cerraron con la propuesta de creación de una procuraduría de la defensa del patrimonio cultural de México que tenga la capacidad de detener y sancionar las malas prácticas que se lleven a cabo en menoscabo de dichos bienes, tanto de la Ciudad de México como de la Nación.

Ante la pregunta de dónde quedaba el patrimonio documental, se dijo que era un patrimonio muy importante al que había que rescatar, especialmente el de parroquias y otros centros de actividad.