ADABI - Las Tertulias de Adabi de México y los cuentos de hadas de Hans Christian Andersen



 

 

Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

Adabi de México realizó el pasado 6 de diciembre su última tertulia programada para el 2018, actividad que se ha mantenido vigente a lo largo de los meses gracias el interés mostrado por los asistentes.

En está ocasión la doctora Helene Albrechtsen, apasionada de la literatura inglesa, compartió sus conocimientos en torno a uno de sus autores favoritos: Hans Christian Andersen, escritor y poeta danés, famoso por sus cuentos para niños, y que ella escuchó en su idioma original desde muy pequeña.

La doctora Albrechtsen dio inicio a la tertulia con una breve reseña biográfica sobre la vida y obra de Christian Andersen, haciendo hincapié en que es un autor de cuentos de hadas, más que rescatista del folklore; y a través de ellos expresa  el enigma y la tristeza que se presenta en la vida real, además de que  muestra  el amor y el anhelo a través de sus textos, y a quien también considera como el autor del romanticismo, que habla a través de sus obras, de la pérdida, de la angustia, de la ausencia y la separación del ser humano.

Con obras poco apreciadas en el inicio de su carrera, la fama de sus cuentos fue creciendo a grado tal que en poco tiempo se volvió famoso, a pesar de que él mismo no tenía demasiado interés en ellos, y por lo que hoy es recordado, más que por sus otros textos. Sin embargo Andersen no escapa a su sociedad de arraigado luteranismo y austeridad, marcando ciertas pautas en sus cuentos de su propio entorno tal como la salida de su pueblo natal y su frustración al carecer de las habilidades para ser un bailarín profesional.

Entre los relatos más famosos se pueden citar “La Sirenita”, “Las zapatillas rojas” y “La Reina de las nieves”, cuentos que la doctora Albrechtsen, a su propio estilo, compartió con el auditorio.

Iniciando con "La Sirenita" la ponente trasladó a los asistentes en un mundo imaginado por Andersen, pero con tintes muy reales respecto a los deseos, el deber ser y lo que se puede alcanzar con determinación, aunque a veces esa elección sea irreversible. El narrador no juzga si los personajes hacen bien o mal, simplemente hay una concatenación de hechos que terminan en un final no esperado y de ninguna manera alegra, como han acostumbrado los relatos contemporáneos.

En el segundo relato "Las zapatillas rojas" Hans Christian Andersen revela a la moral luterana de la sociedad en sus vicios más escondidos y coloca en unos zapatos el objeto del deseo de una casi adolescente, Karen, calzado idealizado tanto por las carencias de la niña de más pequeña y la ausencia temprana de su madre. No sólo la protagonista piensa en sus zapatos rojos, sino toda la comunidad está pendiente de
ellos por el significado que tiene su color: el deseo, la lujuria y lo demoniaco. Este cuento menos conocido, termina en un final semejante a "La Sirenita", posiblemente hay esperanza para alguien que se arrepiente de su decisión y opta por terminar a como dé lugar con el hechizo, aún a costa de su vida.

Finalmente, para tristeza de la audiencia, los asistentes conocieron el relato de "La reina de las nieves" en donde una niña va en pos de un amigo que, hechizado por un fragmento de un espejo roto por unos trolls malvados, decide salir de su pueblo, por no ver en dicho lugar, algo provechoso para él. Semejante a Odiseo, la protagonista Gerda, va buscando a su amigo Kay que ha partido con la Reina de las Nieves prácticamente hasta los confines del mundo. Ella va contando su relato hasta conseguir dar con su amigo y romper el hechizo del espejo.

El mundo, a decir de la ponente, y haciendo un análisis al menos de los tres cuentos compartidos en esta charla, para Christian Andersen no tiene un destino definido o predeterminado, solo sucede, las circunstancias lo mueven, lo llevan.

Finalmente la doctora Albrechtsen afirmó que los cuentos de Andersen son culturales pero también específicos de la época de la Dinamarca del siglo XIX, que confrontan muy a la manera del autor, a la sociedad y son un reflejo del cristianismo y  la modernidad, un rompimiento que se va dando de los conceptos filosóficos muy arraigados por otros escritores.