ADABI - Premio UNESCO Jikji 2018



 

 

Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

Hace cinco años Adabi de México tuvo el honor de recibir el premio UNESCO Jikji por sus labores de rescate del patrimonio documental mexicano. Hoy toca recibirlo, muy merecidamente a una organización no gubernamental, SAVAMA DCI que se ocupara de salvar de la destrucción, el patrimonio documental de Timbuctú.

La importancia de estos documentos radica en que pocas fuentes escritas se conocían sobre la historia de África Occidental hasta que se conocieron los libros manuscritos de Timbuctú, una ciudad que no fue alcanzada por los europeos hasta 1826.

Estos documentos han sido comparados con los Manuscritos del Mar Muerto o con la Crónica Anglo-Sajona.

En el 2012 después de un golpe de estado en Mali, Timbuctú es ocupada por Al Quaeda y los jihadistas comenzaron a destruir sistemáticamente los mausoleos de los santos sufis debido a que la rama más ortodoxa no contempla la intercesión de los santos ante Dios.

En enero 23 de 2013, el alcalde de la ciudad declaró que los manuscritos habían sido quemados, noticia no del todo cierta, pues fue SAVAMA quien se encargó de resguardar la mayoría de los manuscritos, aún a costa de su propia seguridad personal y gracias también al interés de diversos colaboradores internacionales quienes proporcionaron los medios para empacar dichos documentos.

Gran parte de esta odisea para salvar el patrimonio documental de Timbuctú se puede leer en el libro The book smugglers of Timbuktu de Charlie English.

Adabi de México extiende una felicitación a SAVAMA DIC que más que merecido tiene este reconocimiento.

Para saber más:
> Malian NGO scoops UNESCO/Jikji Memory of the World Prize
> The Book Smugglers of Timbuktu by Charlie English review – how precious manuscripts were saved