ADABI - Otorgan reconocimientos Memoria del Mundo a patrimonio documental de México



 

 

Spanish English French Italian

Búsqueda avanzada

En la ceremonia llevada a cabo en el Salón de Actos de lo que fuese la sede del Real Seminario de Minas hoy conocido como el Palacio de Minería, la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura -UNESCO- llevó a cabo la ceremonia de entrega de reconocimientos en las tres categorías que conforman el programa Memoria del Mundo en su edición de 2017.

La ceremonia estuvo presidida por Nuria Sanz, encargada de la oficina en México, Catherine Bloch, presidenta de Memoria del Mundo México, Rosa María Fernández, miembro honorario del programa, Yolia Tortolero, miembro especial del Comité y César Guerrero por parte de la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO.

En las palabras de bienvenida, Nuria Sanz hizo un recuento del patrimonio reconocido y del esfuerzo que esto implica y alabó la labor que en Oaxaca realiza la doctora María Isabel Grañén Porrúa.

Los acervos reconocidos como Memoria del Mundo en su categoría internacional se reconocieron el archivo de los negativos, publicaciones y documentos de Manuel Álvarez Bravo, destacado fotógrafo mexicano que ha trascendido las fronteras. Dentro de esta misma categoría se encuentra el archivo de Rafael Llorente de Nó, investigador de neurociencias, discípulo de Santiago Ramón y Cajal, acervo conservado en el Instituto de Neurobiología de la Universidad Nacional Autónoma de México -UNAM-.

Dentro de la categoría regional de América Latina y el Caribe, se reconocieron como Memoria del Mundo a las colecciones cinematográficas testimoniales de la Revolución Mexicana resguardadas por la Filmoteca de la UNAM; el Fondo Correspondencia de Virreyes 1664-1821 y el Lienzo de Queuhquechollan -que obtuvo a la vez la categoría de reconocimiento mexicano-.

En la esfera nacional se otorgó el reconocimiento a: el Archivo de Comerciantes 1757-1850 de la Universidad Iberoamericana; la Evolución de la Credencial para votar en México 1949-1992; el Fondo Documental Beneficencia Pública 1753-1945, de la Secretaría de Salud; las Grabaciones Originales de la Música Compuesta para Cine Mexicano entre 1958 y 1975, de los Estudios Churubusco; los archivos de Pedro Vargas, Dolores del Río y Roberto Montenegro: tres tesoros de la cultura popular mexicana, resguardado por el Centro de Estudios de México Carso Fundación Slim; el patrimonio documental sobre la Historia del Agua en México 1558-1990, del Archivo Histórico del Agua; los Tratados y Acuerdos Internacionales suscritos por México 1823-2016.

Dentro de esta categoría de Memoria del Mundo de México sobresalen dos reconocimientos provenientes del Estado de Oaxaca como son la Colección de expedientes en lenguas indígenas de Teposcolula y Villa Alta (1570-1816), pertenecientes al Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca, y la Colección Fray Francisco Burgoa ubicada en el Ex-convento de Santo Domingo.

De igual manera sobresale el esfuerzo de la parroquia San Juan Bautista Tolcayuca, de Hidalgo, que presentó el archivo histórico a consideración del jurado, y las autoridades del municipio de Cuaxicala, Puebla, quienes presentaron a su vez el Códice de Cuaxicala, documento que resguarda la comunidad desde hace siglos.

Estos reconocimientos demuestran que en muchas de las parroquias y municipios mexicanos hay memoria que debe de trascender el conocimiento local.

Adabi de México se enorgullece de haber apoyado en distintos rubros tanto al acervo de Manuel Álvarez Bravo, como a la Biblioteca Francisco de Burgoa y al Poder Judicial del Estado de Oaxaca; el reconocimiento de estos acervos es la muestra de que es importante seguir trabajando en pro de la conservación del patrimonio documental de México para que pueda ser conocido, desde la misma localidad y hasta niveles internacionales.

De igual manera, Adabi se enorgullece de que personas que han trabajado en proyectos de instituciones apoyadas realcen a su vez la importancia del patrimonio que tienen en sus manos como es el caso del director general del Archivo Histórico de Tolcayuca, Samuel Juárez.

Patra saber más:
> Quedó inscrito el Códice de Cuaxicala en “Memoria del Mundo”
> Puebla recibe el registro del Lienzo Quauhquechollan como Memoria del Mundo
> Credencial para votar ya es patrimonio moderno del país