• Idioma:

Perpetuar a la Dalia como patrimonio nacional

lunes 30 de abril, 2018

El viernes pasado tuvo lugar el taller “Siembra de Dalias” en las instalaciones de Adabi de México, en colaboración con la Asociación Mexicana de la Dalia o Acocoxóchitl, presidida por doña María Guadalupe Treviño de Castro, quien se encargara de dar la explicación teórica y práctica de la siembra de la semilla así como de las plántulas de Dalias entre el numeroso público asistente.

Además de dar un breve panorama de la historia de la flor oficial de México, presentó diversos consejos para la siembra y cuidado de las plantas en general, así como recetas para combatir las plagas.

Adabi de México ve en estos eventos una oportunidad de perpetuar la cultura mexicana, ya que esta se presenta en muy diversas manifestaciones, que tarde o temprano, se vuelven testimonios históricos de la actividad humana.

El viernes pasado tuvo lugar el taller “Siembra de Dalias” en las instalaciones de Adabi de México, en colaboración con la Asociación Mexicana de la Dalia o Acocoxóchitl, presidida por doña María Guadalupe Treviño de Castro, quien se encargara de dar la explicación teórica y práctica de la siembra de la semilla así como de las plántulas de Dalias entre el numeroso público asistente.

Además de dar un breve panorama de la historia de la flor oficial de México, presentó diversos consejos para la siembra y cuidado de las plantas en general, así como recetas para combatir las plagas.

Adabi de México ve en estos eventos una oportunidad de perpetuar la cultura mexicana, ya que esta se presenta en muy diversas manifestaciones, que tarde o temprano, se vuelven testimonios históricos de la actividad humana.


Noticias

Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México, A.C.
Av. Cerro San Andrés 312, Col. Campestre Churubusco 04200, México, D.F. Tel. 5549 6913 y 5336 5689
Proyectos
© ADABI de México, A.C. Se autoriza la reproducción parcial o total con fines no lucrativos, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
De otra forma, se requiere permiso previo por escrito de la institución.