• Idioma:

El ciclo de cine Fotógrafos, fotografías e historia llegó a su fin el pasado 5 de diciembre

viernes 06 de diciembre, 2013

Para cerrar la serie de documentales dedicados a este tipo de material gráfico, se presentaron en la galería Héctor García: Alberto Korda, de la autoría de Enrique Villaseñor y La Foto de la Niña del Napalm de Marc Wese. Ambos trabajos reflejan la labor de dos fotógrafos que lograron eternizar un instante de la historia humana, a decir de los comentaristas invitados.

En esta última sesión se contó con la presencia de Norka Korda, una de las hijas de Alberto Korda, mejor conocido como el fotógrafo que inmortalizó a Ernesto “Ché” Guevara, así como de Carlos Contreras, discípulo y gran amigo del antes mencionado.

Con la mediación de Enrique Villaseñor, Norka Korda y Carlos Contreras hicieron memoria de la personalidad del fotógrafo cubano, tanto de su vida cotidiana como de su trayectoria profesional. “El diente” como era conocido Korda por sus amigos, a decir de Carlos Contreras era una persona de gran sensibilidad y generosidad, a lo que añadió Norka Korda, “siempre buscaba la forma de que tanto él como las personas que se encontraban en su entorno, encontraran la parte alegre”.

Norka Korda comentó que a pesar de que su padre era muy bueno en su oficio, fue en una entrevista con Richard Avedon en donde cambió el tema de su trabajo, ya que este fotógrafo norteamericano fue quien le comentó que mejor se dedicara a registrar lo que sucedía a su alrededor, ya que era mucho más interesante que sus fotografías de estudio.

Tocaron la parte de sus inicios como fotógrafo, su cambio de apellido a Korda y su trayectoria bajo el régimen de Castro, de quien Korda era amigo personal; aunque eso no evitó que el gobierno de la isla se quedara con su estudio de fotografía. Hoy en día casi toda su producción está custodiada por el Ministerio de Cultura de Cuba.

Contestando una pregunta, Norka Korda, desmitificó la imagen del “Che” considerada la foto más famosa del mundo, ya que pasó mucho tiempo para que se volviera importante, pues estuvo mucho tiempo en un cajón, entre tantas otras; afirmó que su trascendencia reside en la fuerza de la imagen misma: “una fotografía que tú te volteas a ver una y otra vez, durante 10, 20, 30, 40, 50, 60, 100 años, ¡eso es una fotografía señores!”.

Para cerrar el ciclo Fabiola Monroy, por parte de ADABI de México y Enrique Villaseñor por parte del Foro Iberoamericano de Fotografía, agradecieron la presencia de los invitados, así como de los asistentes y de la anfitriona, María García.


Noticias

Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México, A.C.
Av. Cerro San Andrés 312, Col. Campestre Churubusco 04200, México, D.F. Tel. 5549 6913 y 5336 5689
Proyectos
© ADABI de México, A.C. Se autoriza la reproducción parcial o total con fines no lucrativos, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
De otra forma, se requiere permiso previo por escrito de la institución.