• Idioma:

VIDEO: Coincidencias en ADABI. Discurso de la Dra. María Isabel Grañén Porrúa

sábado 19 de octubre, 2013

10 años han pasado desde aquella tarde en que Stella González, Jorge Garibay, Alfredo Harp Helú y su servidora nos reunimos para crear una Asociación Civil que apoyara a los archivos y las bibliotecas de México. Coincidencias del destino. Los cuatro convenimos en un mismo deseo, cada uno conforme a su talento y la misma voluntad.

Juntos, logramos la mejor de las coincidencias: capacidad, experiencia, visión, recursos, ganas de trabajar y dos aspectos muy importantes: vocación social y un profundo amor por México.

Nació ADABI de México, A.C. y con ella una gran esperanza para cambiar la historia de los archivos y las bibliotecas. Nuestro eco ha llegado a miles de corazones, cada vez somos más las personas sensibles a la salvaguardia de nuestro patrimonio escrito. 

Cada año nos reunimos para compartir experiencias y logros. Coincidimos en el mismo sentir y en los últimos años el hermoso Colegio San Ignacio de Loyola, Vizcaínas ha sido el lugar que nos acoge cálidamente. Un vez más, muchas gracias por recibirnos.

El encuentro de hoy es especial porque son 10 años de celebrar coincidencias. Así que para acompañar este discurso, me permito pedirle a una hermosa voz que haga sonar las estrofas de una canción de Alberto Escobar y Raúl Rodríguez, a la bella Olinka quien armoniza su canto en el infinito para llevarle serenata a quienes hacen posible que exista la familia ADABI: 

Coincidir

Soy vecino de este mundo por un rato
y hoy coincide que también tú estas aquí
coincidencias tan extrañas de la vida
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio… y coincidir

Nuestro objetivo ha sido salvar la memoria de nuestro querido país. En ningún momento pensamos crear una riquísima biblioteca con documentos y libros antiguos. No deseamos acumular ni poseer, sino apoyar a diversas instancias para organizar sus acervos históricos. Y, créanme, ese deseo es lo que distingue a ADABI de México, A.C. y ha sido una de las muchas razones por las que la UNESCO, según nos hicieron saber, nos otorgó el premio Jikji Memoria del Mundo el pasado mes de septiembre en Corea del Sur. Muy pocas instancias se preocupan por ayudar a otro archivo que no sea el de su propiedad. En ADABI consideramos nuestro es lo que pertenece a México: ya sean bibliotecas o archivos públicos o privados, del estado, de la federación, de los municipios y también de la iglesia. 

La pasión nos lleva a trabajar en distintos rincones por toda la República Mexicana, un privilegio que nos lleva a intervenir verdaderos tesoros de nuestra historia, pues hemos tenido la fortuna de leer las voces de nuestros antepasados que quedaron inscritas en la tinta de las letras.

 “Si navego con la mente en los espacios
o si quiero a mis ancestros retornar
agobiado me detengo y no imagino
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio… y coincidir”.

El privilegio de coincidir ha ampliado su radio a cientos de personas que dedican su vida al rescate de la memoria escrita. Son aliados del destino. Desde Sonora hasta Quintana Roo, en todos los estados de la República Mexicana hemos estrechado vínculos con personas que dedican su vida al rescate de la memoria. Una memoria, la mayoría de las veces herida, comida por la polilla o los ratones, manchada por la humedad y los hongos, amarilla por el paso del tiempo, lastimada por sus roturas… Siempre, casi siempre, abandonada.

ADABI ha sabido contagiar su amor por la conservación del patrimonio, ahora somos más los que nos ocupamos en legarlo a las siguientes generaciones. Por eso, cuando reflexiono en nuestro trabajo, tarareo: 

“Si en la noche me entretengo en las estrellas
y capturo la que empieza a florecer
la sostengo entre las manos
mas me alarma
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio… y coincidir 

ADABI de México ha sido esa estrella que florece, con su luz y dane 10 años ha apoyado casi un millar de instituciones con 865 proyectos y cuenta con casi 600 publicaciones. Nos asombramos por haber llegado tan lejos. Empezamos como una gota en el desierto y ahora es un venero que surte agua a los sedientos papeles viejos a lo largo y ancho de nuestro país.

¿Cómo?... con Stella María González Cicero al frente, una cabeza convencida de que el esfuerzo vale la pena, de que los retos hay que afrontarlos. A su lado siempre un lucero: Jorge Garibay González, ambos son los maestros de un equipo de profesionales que respiran un mística de amor hacia el trabajo y dan seguimiento día por día a cada uno de los proyectos de ADABI. Con este método de trabajo, hemos llegado más allá de los archivos y las bibliotecas antiguas: nos hemos ocupado de las hemerotecas, los acervos fotográficos y filatélicos, la correspondencia personal, los manuscritos, impresos, obras de arte, dibujos, grabados, papeles musicales y hasta la organización de textiles.

Ahora quisiera compartir la eficiencia de nuestra familia ADABI con las cifras y los proyectos de 2012:

Con una inversión de más de 127 millones de pesos, ADABI ha conquistado en 10 años grandes victorias a favor de los archivos y las bibliotecas de México.

Durante el año 2012 ingresó la cantidad de 22.5 millones pesos.

La Fundación Alfredo Harp Helú, A.C., donó 11.5 millones.

En alianza con instituciones estatales, continuamos trabajando el proyecto magno de Organización del Archivo General del Poder Ejecutivo del Estado en colaboración con el Gobierno del Estado, el cual, en el 2012, aportó 6 millones de pesos.

También, en el mes de mayo iniciaron los trabajos del proyecto de Conservación integral del Archivo Histórico de Notarías de Oaxaca que tendrá un costo de 3.5 millones  de pesos y una duración de tres años.

La Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) firmó un convenio de colaboración con ADABI para realizar el Inventario del Archivo Histórico Universitario. La Universidad cubrió el 60% del proyecto contribuyendo con un donativo de cerca de 117 mil pesos.

NOTA: Dirán que por qué tanto en Oaxaca. La verdad es que cuando las oportunidades se presentan hay que aprovecharlas. No se crean que las instituciones siempre solicitan el apoyo, no, como diría nuestra amiga María Teresa Gamboa, hay que convencerlas de que vale la pena invertir en este tipo de proyectos.

Por su parte, el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes del Estado de Puebla donó un millón 800 mil pesos para dar continuidad a cinco proyectos ejecutivos propios de esta institución  entre los que destaca el proyecto de Catalogación de la Biblioteca Fernando Tola Habich. Con este apoyo inició el proyecto de Organización e Inventario del Archivo del Cabildo Metropolitano de Puebla bajo la Coordinación de Archivos Civiles y Eclesiásticos. Este archivo constituye uno de los más fértiles repositorios mexicanos y es indispensable para la historia regional poblana.

El Seminario Conciliar de Nuestra Señora de Querétaro benefició el proyecto de Catalogación de los libros antiguos de su biblioteca y cubrió 340 mil pesos. Este proyecto ha tenido continuidad por más de dos años gracias a la sensibilidad y compromiso de sus representantes. Les felicitamos por ello.

El resto de nuestros ingresos se canalizaron a realizar 178 proyectos de colaboración con una inversión de 14.5 millones de pesos.

Es de celebrar el compromiso que año con año las instituciones públicas y privadas han adquirido para realizar proyectos de gran envergadura para México, así como la confianza depositada en nuestra Asociación para verlos felizmente concluidos.

El impacto de estos esfuerzos a lo largo de 10 años se refleja en las 987 instituciones que se han visto beneficiadas; así como en la generación de 1,500 empleos que permitieron la contratación de profesionistas y analistas mexicanos en los ámbitos archivístico y bibliográfico.

No dejamos de agradecer la colaboración cada vez más estrecha con la Fundación Alfredo Harp Helú de Oaxaca, A.C., con quien desarrollamos proyectos de rescate de archivos estatales, municipales y privados que además del interés por la memoria regional de este Estado, se han creado fuentes de trabajo para jóvenes profesionistas de carreras multidisciplinarias que hoy por hoy forjan una nueva generación de ciudadanos interesados por su historia.

Por eso, cuando observo las noches estrelladas, ante la inmensidad del universo, agradezco coincidir con todos ustedes y juntos haber podido lograr esa estrella luminosa que es ADABI y muy en especial que exista nuestro mentor de sueños y realidades: Alfredo Harp Helú ¡Esa sí que ha sido una feliz coincidencia!

Si la vida se sostiene por instantes
y un instante es el momento de existir
si tu vida es otro instante…
no comprendo
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio… y coincidir 

ADABI de México es una manera de creer en México, de saber que este país puede y debe cambiar, que nos sobran razones para confiar, que con orden, limpieza, constancia y trabajo un futuro mejor nos espera.

María Isabel Grañén Porrúa
octubre de 2013


Noticias

Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México, A.C.
Av. Cerro San Andrés 312, Col. Campestre Churubusco 04200, México, D.F. Tel. 5549 6913 y 5336 5689
Proyectos
© ADABI de México, A.C. Se autoriza la reproducción parcial o total con fines no lucrativos, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica.
De otra forma, se requiere permiso previo por escrito de la institución.