Voces de la memoria
Boletín número 79. Nueva época

 
   

 

Abril 2019


 

Amabpac cumple 25 años

 

Abril 23 de 2019

 

La Asociación Mexicana de Archivos y Bibliotecas Privados A.C. –AMABPAC- celebró su cuarto de siglo de existencia con el coloquio internacional que lleva por título y tema Archivos y Bibliotecas ante el reto de la globalización.

 

En el primer día de disertaciones se presentaron tres mesas: La participación de la iniciativa no gubernamental en la cultura de archivos y bibliotecas, a cargo de tres instituciones: la propia AMABPAC, a través de Belém Oviedo Gámez; ADABI de México y su otrora subdirectora Amanda Rosales Bada, y el Centro de Documentación y Asesoría Hñähñu, con la presencia de Verónica Kugel; quienes a través de esfuerzos, a veces particulares, a veces sincronizados, con otras instituciones, pero siempre dirigidos a la protección a muy diversos niveles, desde el rescate y organización, hasta el tema legislativo en torno a los archivos y bibliotecas, y con el objetivo presente de la valoración del pasado histórico como una estimación propia de personas y comunidades.

La segunda mesa, denominada Archivos y Bibliotecas frente a las legislaciones, estuvo a cargo de ponentes del Centro de Investigación e Innovación en Tecnología de la Información y Comunicación con Anahiby Becerril Gil; la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, con la presencia de Ricardo Villegas Tovar, y la Universidad del Claustro de Sor Juana, con José Luis Moronatti, en la que se abordaron artículos particulares sobre las leyes de protección de datos personales, de derechos de autor y normatividad fiscal, que deben revisarse por parte de los acervos antes de digitalizar, divulgar y publicar, además de llevar las actividades cotidianas de archivos y bibliotecas en tema como donaciones, compra-venta y hasta exenciones de ciertos pagos.

 

Conservación de archivos y bibliotecas fue la tercera mesa presentada entre los muros del Museo de Medicina Laboral en Real del Monte, Hidalgo. La misma estuvo a cargo de la coordinadora del Centro de Conservación, Restauración y Encuadernación de ADABI de México, Roxana Govea Martínez; María del Pilar Tapia López, por parte de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía "Manuel del Castillo Negrete", y Manuel Ramos Medina, director del Centro de Estudios de Historia de México Carso.

 

Durante la misma, se hizo incisión en la importancia de un sistema integral de políticas sistemáticas de conservación preventiva de los distintos repositorios, que vaya desde las autoridades, los responsables de los acervos, los trabajadores, el usuario, la limpieza de los mismos, de la fumigación necesaria, del papel del restaurador como conservador, hasta la digitalización de los archivos y bibliotecas como una manera de conservar y difundir el patrimonio de los mismos, además de presentarse tres casos de conservación: Oaxaca, Yucatán y Chiapas.

 

Los contenidos  abordados durante el desarrollo de las mesas de trabajo generaron diversas inquietudes entre los asistentes, tales como impuestos sobre contratos de compraventa, publicaciones de manuscritos inéditos, el daño de las fumigaciones sobre el papel o el efecto de las mismas sobe el ser humano.

 

-- 0 --


En el segundo día de trabajos del Coloquio Internacional Archivos y Bibliotecas ante el reto de la globalización, se presentaron en el auditorio del Museo de Medicina Laboral de Real del Monte, Hidalgo, cuatro mesas sobre temas considerados trascendentes para el futuro del patrimonio documental resguardado en los archivos y acervos históricos de cualquier carácter.

 

La primera mesa denominada "La tecnología y lo efímero" contó con ponentes de la Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes: Manuel Bravo; del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México -UNAM-: Juan Voutssás, y de la organización R3D Defensa de los derechos digitales: Iván Martínez.

En esta sección de carácter totalmente tecnológico, se abordó la importancia de crear nuevas visiones para procesos que aparentemente se quedan en la conservación y difusión local y que al desarrollarse se convierten en robustas plataformas a nivel internacional; sin embargo, un documento digital y el conjunto de los mismos deben de poseer una estrategia de preservación a mediano y largo plazo, sin la cual difícilmente pueden sobrevivir a cambios, virus, y hasta ataques cibernéticos; la seguridad informática no es todo, es sólo un elemento más de la conservación de los objetos digitales.

La información digital, desde algunos puntos de vista, debe de convertirse en conocimiento libre, no solamente abierto, porque tiene el valor de un bien público. Se contempla que el acceso a la información da un cambio a la vida de las personas y es por eso que debe de existir un compromiso para generar información y referencias confiables complementadas con el uso de software y formatos libres que permitan acceso irrestricto.

 

"Importancia de los archivos para los derechos humanos" fue el título de la segunda mesa de la mañana, en la que Elizabeth Figueroa, de Red de Organizaciones Defensoras de Migrantes; Jessica Alcázar, de Artículo 19, y Julio Téllez, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, tocaron un punto sensible en la actualidad mexicana: la información de las personas vulneradas en sus derechos humanos: migrantes y desaparecidos políticos y la delicadeza con que tienen que ser tratados los datos y documentos que los involucran, ya que contienen datos personales y sensibles protegidos por ley.

 

Tanto los registros de migrantes en tránsito, destino y en algunos casos retorno, como los de los llamados a nivel latinoamericano "archivos de la represión", contienen información que permiten tomar decisiones, tanto académicas como operativas, y facilitan de una u otra manera conseguir una especie de certeza para los involucrados.

El uso del llamado "Big Data" o grandes volúmenes de datos integrados o no, debe de ser cuidadoso en cuanto a su manejo, especialmente en los casos antes señalados; hay que usar el conocimiento de manera responsable.

 

La penúltima mesa tuvo como tema "Creación de nuevos públicos" y estuvo a cargo de Alfonso Miranda, del Museo Soumaya; Claudia Escobar, por la Biblioteca del Colegio de México, y Nicholas Cop, de Nicholas Cop Consulting.

 

En esta mesa se hicieron ciertas reflexiones acerca de cómo las instituciones se acercan a sus públicos, ya sea a través del patrimonio artístico o documental, según sea el caso; se ponderó que los públicos requieren de atención por parte de los acervos y de que hay una responsabilidad por los mismos de crear nuevas plataformas de acceso a la información y los objetos, sin descuidar la conservación de los materiales.

 

Las nuevas tecnologías, y entre ellas las redes sociales, deben crear comunidades y vínculos que vayan más allá de la interacción digital. De igual manera se planteó que los acervos deben de presentarse bajo nuevos "nombres" que puedan crear una mayor interacción con los usuarios.

 

"Procuración de fondos", a cargo de Fabiola Monroy, de Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México, fue la última mesa presentada en este coloquio internacional.
A través de la información ahí ofrecida, los asistentes pudieron conocer las diversas convocatorias tanto gubernamentales como de la iniciativa privada, así como propuestas internacionales a las cuales se puede acudir en busca de recursos.

 

De igual manera se presentaron actividades alternativas a la solicitud de fondos como son la generación y comercialización de objetos de propaganda, los premios internacionales, y nuevas plataformas que a partir de una necesidad creada dentro del ámbito turístico pueden extenderse hacia archivos, bibliotecas y museos para la obtención de recursos.


Ir al inicio